lunes, mayo 18, 2009

Verificando el desarrollo x-browsing

Como diseñador web, deseamos que el cliente se sienta satisfecho con el diseño que le trabajamos en cuanto a la selección de la paleta de colores utilizada, la disposición y maquetación de los elementos, la uniformidad del diseño, que luzca atractivo, elegante, profesional, acorde al contenido, a la audiencia, al público, al lector, al visitante... y luego de horas y horas de trabajo, largas e interminables noches que transcurren rápido, tan rápido que no nos damos cuenta del tiempo empleado sino hasta que vemos el sol salir... nos sacamos de la manga un diseño que al presentárselo al cliente y ver reflejado en su rostro ese gesto de satisfacción, es cuando todo el esfuerzo empleado vale la pena y hace rendir cada unidad de tiempo y creatividad invertid@; no obstante, no es en este momento cuando sabemos que el próximo paso crucial apenas inicia, quizás el más laborioso... el desarrollo... el llevar ese diseño y proyectarlo en un navegador.

El escenario es el siguiente, tengo un diseño que estoy desarrollando de la mano con mi navegador de excelencia para desarrollos (digamos: Firefox)... pero... se verá igual en los otros navegadores?

Si diseñamos (CSS) para Firefox, lo más seguro, repito, lo más seguro es que estemos diseñando para otros navegadores, tales como: Opera, Chrome (de Google) y Safari, aún a pesar de que entre ellos los motores de renderización no sean los mismos (si no me equivoco Firefox y Opera utilizan Presto, y Chrome y Safari utilizan Webkit). No obstante, IE, el más utilizado (cuyo motor de renderización es el Trindent) no se ajusta muy bien a los estándares de la W3C en cuanto a implementación de CSS se refiere, una lástima, razón por la cual, y según lo que una compañera de trabajo llegó a concluir, debemos realizar pruebas en él a una razón de 3/1 en relación a la cantidad de pruebas que realizaríamos con Firefox (por ejemplo), tomando en cuenta la cuota de uso de navegadores publicada por desarrolloweb.com.

Posibles soluciones que nos lleven a tener la visual de los visitantes del sitio en desarrollo según el navegador que utilicen, y así poder visualizar cómo lucen nuestros diseños en estos, o por lo menos en los más utilizados, podrían ser:

  • descargar todos los navegadores, estaríamos hablando de: Firefox, Chrome, Safari, Opera... y bueno Internet Explorer (IE). El detalle con este último es el poder contar con las versiones del mismo más utilizadas, ya que entre ellos, las
     cosas tampoco funcionan igual, estaríamos hablando de las versiones 6, 7 y 8. Para este último caso, una vez que descarguemos IE8, el mismo cuenta con una opción de compatibilidad con IE7, para las versiones anteriores a estas en la web podemos encontrar instaladores que las han reunido, por ejemplo
  • o bien... una nueva que encontré en el día de hoy, sería utilizar Xenocode Browser Sandbox, el cual es una aplicación web que promete, darnos la opción de contar con TODOS estos navegadores, desde un solo lugar, sin necesidad de instalarlos... Lo estoy probando para ver qué onda...

Esto, claro está, desde el punto de vista de herramientas que nos pueden brindar un panorama de cómo lucen las cosas, o bien, cómo el visitante del sitio vería las cosas en caso de utilizar cualquiera de los navegadores mencionados.

Como desarrollador, y una vez que contamos con la posibilidad de tener la perspectiva del visitante, sin importar el navegador que utilice (diseño x-browsing), queda entonces emplear CSS y sacarle el jugo para que nuestro diseño luzca tal y como se le presentó en sus inicios al cliente.

Os dejo con un post que un amigo hizo hace unos meses en relación a la tan discutida batalla de navegadores, en marvcar.

1 comentario:

ecs dijo...

Recientemente me enteré acerca de CrossBrowserTesting, una plataforma que permite probar nuestro sitio en diferentes navegadores, en diferentes sistemas operativos a diferentes resoluciones y con diferentes plugins instalados (Flash, Java o Silverlight)... vale la pena echarle un vistazo.